jueves, 31 de mayo de 2012

Las "oncochungas"

En mi primera visita con el primer cirujano que me visitó, le dije que no quería leer nada en internet sobre el cáncer... Eran esos días en que pensaba que tenía los días contados y eran pocos. Aunque sí que había una cosa que me animaba y era leer testimonios de gente como yo, y supervivientes de esta asquerosa enfermedad.

Así que gracias al doctor, que por casualidad es el mismo que diagnosticó a Ainara, llegué hasta su blog. El blog de Ainara Trigueros... Y de allí al de Clara, al de Blanca, al de Mila S. y Mila C., al de Mari Carmen, al de Yolanda y, por desgracia a muchos más... Digo por desgracia porque ojalá no tuvieramos que escribir sobre nuestras vidas con el cáncer de mama, pero también doy gracias por haberlas encontrado, porque aunque no las conozco personalmente (aún!!), se han convertido en personas súper, súper, súper especiales para mí. Nos entendemos a la perfección y, a veces, ellas saben muy bien como consolarme. Somos las "oncochungas" (Clara nos ha bautizado así!!!). 

Y así, leyendo sus blogs, un día me decidí a empezar a escribir el mío... Estuve unos días escribiendo para mí misma, compartiendo sólo los relatos con mi marido, mis padres y hermanas, hasta el día que me sentí preparada para hacer saber a todos mis amigos lo que estaba viviendo. Y creo que no me equivoqué al hacerlo. Lo comenté un día y lo vuelvo a repetir, cada mensaje, cada comentario, cada detalle son vitales, son parte de mi medicina y estoy eternamente agradecida a los que están pendientes de mí...

Así que el otro día, les pedí a mis amigas "oncochungas" que me explicaran un poquito como descubrieron ellas que tenían cáncer de mama. Creo que esta entrada os puede interesar a muchas: somos jóvenes, estamos sanas, muchas no tenemos antecedentes y, de repente, un día, una noticia cambió nuestras vidas.

Los que me seguís ya sabeis que yo me descubrí el bultito gracias a una patada de Nico (bendita patada!!!!!), si no, podeis leer la entrada del blog "Todo empezó con una patada" (http://www.rebeca-lifeinpink.blogspot.com.es/2012/04/todo-empezo-con-una-patada.html). Y aquí os cuento como de la noche a la mañana, a todas ellas les cambió la vida...

Estaba en plena lactancia de mi princesa Pauletis y me notaba, hacia el octavo mes que cuando mamaba el pecho derecho y lo vaciaba seguía notando un bulto. Al principio no le di demasiada importancia, pensaba que era leche enquistada. Como no acababa de quitarmelo de la cabeza, cuando la desteté al noveno mes me fui a urgencias para que me lo miraran. Al principio, ya sabes, no te preocupes, que es un fibroadenoma. El 22 de diciembre hora para mamografía y como no lo vieron claro me pasaron a ecografía y también biopsia (suerte, porque tanto en la mamo como en la eco el diagnóstico era fibroadenoma). Me fui de vacaciones de Navidad y el 4 de enero de 2012 (un día despúes de mi 37 cumpleaños) fui a recoger los resultados con las dos niñas... Y el gine pronunció las palabras mágicas... Así empezó todo!


A principios de septiembre de 2011, con 36 años, me trasladé a otra ciudad durante unos días por motivos de trabajo. Fue al llegar por la noche al hotel y acostarme boca abajo cuando me noté un bulto extraño y de tamaño considerable, puesto que me resultaba incómoda la posición. Ahí empezó todo. De sopetón.
Yo no tenía por costumbre explorarme las mamas, mi ginécologa no suele recetar la primera mamografía hasta los 37-38 años (me habría tocado al año siguiente), ni en la ducha diaria había notado nunca nada, y ojalá lo hubiera hecho porque cuando me lo diagnosticaron ya medía más de 4 cm y además de invasivo era bastante agresivo. Así que no me cansaré de repetirlo: Haceos chequeos periódicos pertinentes y tocaos. ¡Tocaos mucho! Y ante la mínima duda, consultad con el médico.


Era viernes, y mi contrario y yo estábamos de vacaciones en Amsterdam. Se acabó el día y decidimos volver al hotel. Estando ya en aquella cama que era como un mar de nubes (necesitar nórdico en agosto es lo más!), mi contrario se dio cuenta que en mi pecho derecho había algo extraño. Recuerdo que al segundo le contesté que no podía ser... pero era. Así que llegué a un acuerdo con él, en cuanto volviéramos a Barcelona iría al médico...
El lunes llegamos a Barcelona a las 12 de la noche y el martes a las 12 de la mañana estaba en el médico. Nunca, pero nunca, me alegraré más de la decisión tomada. Ese día no estaba mi doctora, así que me vio una suplente. Después de mirarme y tocarme un poco me dijo la frase de rigor: no te preocupes, eres muy joven, seguro que no es nada (se ve que con el Carnet Jove tienes derecho a librarte del cáncer).
Entre esa visita y la visita al especialista pasaron 17 días en los que el tema pasaba por mi cabeza, pero sólo fugazmente. El día 10 de septiembre llegó. El Dr. Capdevila estaba operando, así que me vería una suplente. Después de mirarme, tocarme y hacerme una ecografía me dijo: esto es un fibroadenoma, no pasa nada. A lo que yo le pregunté: Me puedo quedar 100% tranquila? Y ella respondió con un SI rotundo. Fenomenal, mejores noticias no podían ser. Igualmente me enviaba a Sant Pau (mi hospital de referencia), porque por protocolo debían hacerme allí unas pruebas. 
Recuerdo que el 15 de Septiembre salí de trabajar hacia el hospital. Me fui sola, porque como no iba a ser nada... para que preocupar a nadie o hacer que mi chico tuviera mil líos en el trabajo. Empezaron haciéndome una mamografía, y después me hicieron una eco.  Al acabar la eco, salieron de la sala y cuando volvieron eran 3, la doctora y dos enfermeras. Me explicaron que había algo sospechoso en mi pecho derecho y que debían asegurarse de que no era nada. Para ello me tendrían que hacer una biopsia. Yo decidí que me la hicieran ya, que si iba a ser algo malo, mejor saberlo pronto y empezar a tratarlo.
Si el día había sido duro, aún quedaba la peor parte. Al día siguiente tenía que volver al hospital a hacerme una resonancia magnética
Recibí la citación para la visita al ginecólogo del hospital para el día 5 de Octubre. Un par de días antes del día D, me llamaron diciendo que debía pasar primero por el CAP a buscar los resultados y llevarlos yo misma al hospital. Así que el día llegó, y camino del hospital, mis padres y yo recogimos el sobre. Quién se va a creer que yo tendría la intención de esperar con el sobre cerrado hasta que lo abrieran en el hospital?? Pues eso, nadie. Allí dentro estaban los resultados de las resonancias y dos hojas llenas de letra. Yo solo necesitaba un SI o NO, porque había tanta letra? Ale empieza a leer en diagonal (lo mejor para no entender nada) hasta que llegas a la palabra mágica: CARCINOMA DUCTAL INFILTRANTE. Tachán! Salió el Gordo. 


Estaba en la ducha y me noté el bultito al lavarme... Y no dejé pasar nada de tiempo (menos mal!!!), porque a la semana siguiente ya estaba en el médico y empezó todo el mogollón. Eso sí, yo hasta que no me dijeron que realmente era cáncer, yo pensaba que me iban a decir que era un quiste que se quitaba rápido. Por muchas pruebas que me hacían y cada vez más chungas, y los médicos cada vez más cara de circunstancias, yo les seguia diciendo: "vale, pero yo no tengo tiempo de estar enferma, eh?, así que hazme lo que me tengas que hacer rápido!!"...


Yo he tenido problemas con el pecho izquierdo desde que tengo 20 años, me hicieron varias biopsias pero siempre salió benigno. Como tenía los pechos muy densos, no me podían hacer mamografías así que siempre me hacían ecografías y nunca había tenido ningún susto más. En el 2010 me noté un bultito que desapareció y cuando fui al médico no me vieron nada. Así que cuando en abril/mayo me noté el bulto en el pecho izquierdo, no pensé que sería nada, tenía ya mi visita anual con la ginecóloga para junio y no la adelanté porque pensé que no sería nada... Tonta de mí!!!!! La semana que cumplí 40 años mirándome en la ducha como estaba el bulto me noté otro en la axila, eso es lo que me asustó y llamé a la gine inmediatamente para adelantar mi cita...
En mi familia, mi abuela y todas sus hermanas tuvieron cáncer de mama, así que tanto mi hermana, mi madre y yo siempre hemos sido conscientes del riesgo y hemos actuado desde muy jóvenes con revisiones periódicas. Aún así mi cáncer tenía un tumor de poco más de 2 cm y tres ganglios afectados.


Dando de mamar a mi niño que en ese instante tenía 17 meses, noté un bultito. Fui a mi doctora de cabecera y me dijo que era una Glasgow mamaria inflamada, que podía ser de mamar o un quiste de leche. Al cabo de dos semanas no me quedé tranquila y fui de nuevo. La respuesta de mi doctora fue que fuera después de la regla. A la tercera va la vencida. Tras la regla seguía ahí... Ahí se dignó a mandarme a la ginecóloga. De allí ecografía... De allí a la biopsia. Y el 27 de julio de 2011, con 30 años, me dieron la noticia de que tenía un cáncer de mama. 


EVA - 34 años
http://eva-aguilera.blogspot.com.es/
Todo empezó a la vuelta de unas vacaciones cuando al tumbarme en la cama noté un bulto, bastante grande, en el pecho izquierdo. En ese momento sentí un poco de miedo pero dormí toda la noche ya que no quería angustiar a Víctor. Por la mañana se lo enseñé y nos fuimos corriendo a urgencias donde no me hicieron ni caso así que busqué un ginecólogo que me pudiese visitar lo antes posible. Hasta ese momento estaba muy preocupada. El ginecólogo me aseguró de que no era nada, un simple fibroadenoma y programó quirófano para sacarmelo. Después de la visita del ginecólogo hasta 15 días después de la operación estuve súper tranquila. Recuerdo que no tenía ni la más mínima preocupación. Le contaba a todos mis allegados que me tenían que operar pero que no era nada. Estaba tan convencida que no daba pie a que nadie se preocupase.
15 días después de la operación me dieron los resultados. El médico los recibió mientras yo estaba en la consulta y fue ver su cara y darme cuenta de que algo estaba pasando. Se puso blanco y no sabía ni como reaccionar. Un médico no deja de ser un ser humano e imagino que necesitan hacerse "un guión" a la hora de dar una mala noticia. Él no tuvo tiempo de nada. No os puedo contar que me dijo o como me lo dijo ya que fue ver su cara y mi "alma" o no sé como llamarlo abandonó mi cuerpo y se situó a bastantes metros de distancia. Yo sólo oía murmullos a lo lejos. Escuchaba a Víctor de lejos preguntando algo y al médico hablando muy muy bajito. Yo no podía pensar, no podía reaccionar, no podía llorar, no podía moverme,... Yo solo era una espectadora y lo que estaban contando no tenía nada que ver conmigo aunque me apenaba bastante. Al cabo de un rato que podría haber sido 1 minuto, 10 segundos o mil años mi voz quiso intervenir solo para decir "Me voy a morir?". Al salir de la consulta un peso enorme cayó sobre mi, era un peso que me impedía respirar, me impedía gritar,... lo único que podía hacer era llorar.


ESTIBALIZ - 34 años

En mayo de 2011, tras 5 meses de búsqueda, salieron las 2 rayitas en el test de embarazo, imaginaros la ilusión! Iba a ser nuestro primer hijo y estábamos emocionados.
Empecé a notar que mis pechos cambiaban, pero mi mama izquierda comenzó a ponerse muy dura y 2 tallas más grandes que la otra. En todas las visitas al que había sido mi ginecólogo durante 16 años, le comenté lo de mi pecho, en todas y cada una de ellas la respuesta fue que eran cosas del embarazo. Yo estaba tan contenta que no podía pensar en otra cosa que no fuera mi maternidad y tenía plena confianza en el médico.
En julio, en la ecografía de las 12 semanas, vieron que mi bebé no tenía latido, había sufrido un aborto y tenían que practicarme un legrado. Todavía recuerdo cuando salimos mi marido y yo de la consulta, nos abrazamos sin poder parar de llorar. Fue un momento muy duro.
Pasaron los días tras el legrado y mi pecho seguía cada vez peor, cada día estaba más duro y el pezón empezó a invertir. Nuevamente el que era mi ginecólogo me explicó que tenía mastitis debido a que mis pechos se habían estado preparando para mi futura maternidad.
Tras semanas de antibióticos después, mi mama seguía igual. De vuelta al médico y tras mucho insistir accedió a hacerme una mamografía. Ahí empezaba todo: mamografía, ecografía, biopsia, resonancia mamaria,...
Diagnóstico: cáncer de mama con afectación ganglionar.
Mi tumor era hormonodependiente, por eso durante el embarazo me creció tan rápido.
Casualidades de la vida, el día que me operaron coincidió con mi fecha prevista de parto. Ahora estoy segura que mi bebé me salvó la vida.


MILA SÁNCHEZ - 39 años
http://milasanchezmartinez.blogspot.com.es/
Unas semanas antes del campeonato de españa de remo noté que el pecho estaba raro, yo ya llevaba un tiempo con dolor hinchazón pero como me habían visto ya y me habían hecho hasta una biopsia de algo que me habían visto y todo era bueno pues pensaba que todo era el deporte, tanto deporte que hacia previo al campeonato ya que utilizaba muchísimo el pectoral. Siempre pensé que despues del campeonato que descansaba de remar el pecho volvéria a su estado natural...empezó el verano y me dedique a correr me sentía cansada pero siempre pensaba que era el calor del verano y el trabajo que me dejaba muy cansada. En septiembre empece a remar y el pecho seguía igual me daba masajes y me disminuía pero luego volvía a lo mismo y en uno de los entrenamientos no pude ni remar tuve que pedir el cambio y lo tenía muy inflamado y fue cuando dije que algo pasaba.
Me hicieron todas las pruebas en un día y en principio no veían malignidad a espera de la biopsia tardaron un día en darme los resultados y todo era benigno muy grande pero benigno y dos días despues estaba yo en quirófano operandome del tumor.
Estuvieron 5 horas conmigo y me hicieron una biopsia del tumor en la misma operación para ver si algo daba mal los bordes, márgenes, etc limpiarme lo maximo que pudieran, pero todos los resultados eran buenos mi tumor era benigno lo llamaron un hematoangioma benigno de mama, a espera del ultimo resultado de anatomía patológica que le ponían unos reactivos que me los darían en la consulta cuando fuera a curarme. A los 5 días fui a la consulta de mi cirujano yo algo me temía, sentía que algo iba a salir mal pero mi pareja, mi hermana, mi cuñado y mis padres me decían que todo era bueno que no tenía nada malo (en esos momentos no decíamos la palabra esa que tanto miedo nos daba). Tardo en llegar el cirujano mas de una hora estaba en la tele del hospital la boda de la duquesa de Alba, jamás lo olvidare, y cuando entramos a la consulta la cara de mi cirujano era rara y me dijo que tenía una noticia buena y una mala. La mala que tenía un angiosarcoma ( y me explico lo que era) y la otra que pensaba que era local ( al día de hoy pienso que la buena fue para dejarme una puerta abierta ).
Ese momento fue horrible mi hermana llorando se cayo al suelo, mi novio se mareo del impacto, mi madre llorando rompió una botella de agua contra la pared,...y mi pregunta solo fue...es cancer verdad??? Me voy a morir??? Solo quiero ver a mi sobrino comulgar durare para verlo???...
A lo que el Cirujano me dijo es cancer es muy agresivo pero estamos aquí para que no te mueras y vamos a luchar para eso...y desde entonces hasta ahora mi vida es otra!!!! Valoras mas todas las cosas, sabes lo que es importante, etc y sobre todo te quieres mas a ti misma!!!!


Pues aquí veis como fuimos diagnosticadas algunas de las oncochungas, como en situaciones tan cotidianas como darse una ducha, irse a dormir o dar de mamar, puedes descubrir algo que cambia tu vida... Y no me cansaré de decirlo: TOCAOS!!!!! TOCAOS!!! TOCAOS!!!! Y a la mínima duda, pedid más pruebas. Os habeis fijado a cuantas nos dijeron que parecía un fibroadenoma? Que no nos preocuparamos?? 
Pues menos mal que nos preocupamos y aquí estamos para contarlo y concienciaos!!




21 comentarios:

  1. Una gran idea Rebeca, leernos a todas juntas me ha emocionado, las oncochungas como molan se merecen una ola!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A que si??? Había acabado el post de manera diferente, porque me puso triste y al final lo cambié... Un besito guapísima!!!

      Eliminar
  2. Sorprende la edad. Hasta ahora parecía que con 30 años éramos inmunes pero cada vez afecta a mujeres más jóvenes. Muchos ánimos a todas y gracias por compartir vuestras vivencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso hice esta entrada, para concienciar... Y me alegro que esté funcionando!!!!!
      Un petonet bonica!!

      Eliminar
  3. Olaaaaaaaa!!!! uiii que bonito!!!! emociona muchisimo el leernos a todas juntas, todavia tengo la piel de gallina!!! un besito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasó Mila!!! Iba escribiendo y casi llorando... Pero bueno, somos fuertes!!!!!!!!!!!! Un beso preciosaaaaaaa!!!

      Eliminar
  4. Que oncochungas somos!!!!!! Yo escucho la palabra fiobradenoma y me pongo a temblar. Recuerdo al principio que hasta se me trababa la lengua al intentar pronunciar la palabra y ahora la digo de carrerilla y si hace falta hasta haciendo el pino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer iba escribiendo y cuando me di cuenta de las veces que apareció la palabra fibroadenoma aluciné... Menos mal que somos persistentes!!!! Un besito preciosa!!!!!

      Eliminar
  5. eres grande rebe!! Ojalá te lea mucha gente, y se de cuenta de la importancia de lo que nosotras hemos hecho "a tiempo".

    Si alguna vez me he alegrado de tener un blog y contar toda mi vida al mundo como si estuviese en un patio de vecinas es precisamente por lo que dices: "aun" no nos conocemos pero sois como de casa, ademas seguro que pronto estaremos juntas!!

    VIvan las oncochungas alegres!!
    Ainara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vosotras sí que sois grandes!!!! Y os doy las gracias por estar siempre ahí! No sabes el bien que me hizo encontrarte cuando me diagnosticaron e ir leyendos a todas!!!!
      Que ganas que tengo de conocernos todas en persona!!!!!
      Un beso preciosa!!!!!

      Eliminar
  6. Pero que mujeres más maravillosas..... Me encantaría poder conoceros a todas...
    Un verdadero ejemplo de VIDA y de actitud.
    Porque la Actitud puede con todo verdad Rebe?
    Qué ganas que tengo de que llegue el jueves para darte un super achuchón!!!
    Y quiero que sepáis que todo esto surge efecto. Desde que os leo no dejo de "TOCARME".

    ResponderEliminar
  7. La veritat és que llegint tots aquests testimonis sembla que no hi haurà cap comentari o paraula que pugui dir per animar però ho he d'intentar i posar el meu granet. Molts ànims a totes, molta sort i a lluitar amb optimisme! Una abraçada a totes i un petonàs inclòs per tu, Rebe!

    ResponderEliminar
  8. Hola Rebeca: me gusta mucho leer los blog de todas vosotras ,me hace sentir que no estoy sola, yo tenia 32 años, y me lo detecte en la cama era muy pequeño, serian sobre las 7 de la mañana llame al medico y para las 10 ya estábamos en el medico,y lo demás como todas , el mío también muy agresivo y de gran malignidad, tambiem pensé que de esta no salía y aun estamos a pasado 2 años y disfruto de la vida mas que nuca un beso para todas.

    ResponderEliminar
  9. Hola Rebeca, me siento tan identificada con todas vosotras... Tengo 26 años y voy a por mi segunda sesión de quimio. Yo me detecté el bulto hace un año; siempre he sido de mirarme y remirarme (y eso que no tengo ningún antecedente de cáncer en la familia) y viendo la tv, al pasarme la mano por el borde del pecho, noté un pequeño bulto. Al día siguiente estaba en la consulta de mi médico de cabecera y ésta me envió al especialista. Como no me daban cita hasta después del verano, decidí ir a una clínica privada para estar tranquila y alli tras hacerme una ecografía, me dijeron que era fibra. Sin embargo, después del verano fui a la cita que tenia en la seguridad social y tras 2 ecografías de "revisión" cada 3 meses porque "al ser tan joven solo era fibra, saltaron las alarmas. Aún así, y después de haberme sentido ignorada por ser joven y no tener antecedentes, me siento muy afortunada; mi tumor estaba localizado, de no ser así, después de tanto tiempo, no sé que hubiera sido de mi... A partir de entonces, y se lo repito a todo el mundo para que no les pase lo mismo, no me sirven las estadisticas, ni ser joven o no tener antecedentes. Que esa no sea razón para no hacer más pruebas! Y para terminar, os quería dar las gracias a todas porque sigo vuestros blogs y gracias a vuestras historias, ... No me siento tan sola en esta lucha y puedo hacerme una idea de los siguientes pasos que me van a tocar seguir. Un beso enorme. Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eva!!! Pues cuanta razón tienes de que no sirven de nada las estadísticas ni si eres rubia o morena... 26 años... Que te puedo decir??? Estamos en el mismo barco i nos entendemos más que nadie. En que etapa estás?? Ya te han operado? Quimio??
      Si necesitas cualquier cosa, aquí estoy!!!!! De donde eres???
      Un besazo!!!!

      Eliminar
    2. Hola Rebeca! Sí, 26 años, 25 cuando descubrí al maldito... Sin antecedentes.. Así es la vida! ;) Soy de Vitoria pero hace 5 años vine a probar suerte a Madrid de lo mío (me licencié en publicidad y relaciones públicas) y es aquí donde me están tratando (lejos de mi familia, pero así lo decidí; no quería que el bicho me arrebatara todo por lo que había luchado los últimos 5 años). Me han operado 2 veces: una para extraerme el tumor y el ganglio centinela (intentaron quitarme también un ganglio de la cadena mamaria pero fue imposible) y otra para extraerme los ganglios de la axila (fueron negativos). Acabo de pasar mi primera sesión de quimio de las 6 que voy a recibir, y también tendré radioterapia y hormonoterapia porque se trataba de un tumor hormonodependiente. Y sí, en vosotras encuentro ese entendimiento que las personas que me rodean, por mucho que lo intenten, no van a llegar a alcanzar. Es muy difícil que alguien se ponga en tu lugar cuándo esperas los resultados de una prueba, cuándo te sientas en la butaca del hospital de día a recibir ese tratamiento que sabes que te las va a hacer pasar canutas pero que a su vez te va a intentar curar,... Por eso cuándo os leo me siento tan identificada, porque vosotras si sabéis lo qué es y expresáis tan bien esas sensaciones... Incluso me hacéis más fuerte al ver cómo superáis pequeños pasos que ahora mismo a mi me parecen un mundo; sin ir más lejos, mañana voy a ir a raparme. Me corté mi larga melena (el tesoro que siempre he mimado) hace un mes para que llegado este momento no fuera tan duro. Eso sí, me he hecho con pañuelos, gorritos,.. para intentar estar tan guapa como vosotras en este periodo "sin depilación" ;). Muchas gracias Rebeca por ofrecerme tu apoyo; yo también estoy aquí para aquello que necesitéis. Estamos juntas en esto. Os seguiré leyendo; es casi como una terapia y seguro que comentaré alguna que otra vez. Besos!!

      Eliminar
    3. Hola otra vez!!!! Pues ya tenemos otra cosa en común!!! Yo también soy licenciada en publicidad RRPP!!!!!!!!!! Que tal tu primer sesión?? Muchos efectos??? Un besito preciosa!!!!!

      Eliminar
  10. Rebeca, qué casualidad!! ;) Te cuento un poquito por aquí pero por no escribir esas parrafadas en tu blog te voy a enviar un correo con mi dirección electrónica. Mi primera sesión fue mejor de lo que me esperaba; por suerte, no tuve naúseas ni vómitos, pero si un dolor intenso por todo el cuerpo (desde las plantas de los pies hasta el cuero cabelludo, me dolía todo, todo,...) pero bueno, creo que he superado la primera muy bien. Mañana tengo la segunda sesión y he de confesar que estoy un poco más nerviosa que para la primera; no quiero que sea peor... Lo que si me ha sorprendido es lo rápido que pasa el tiempo. Recuerdo cuándo me dijeron 3 semanas entre sesión y sesión y pensé que se me iba a hacer eterno.. Pero no! Estos días han pasado muy rápido y me he propuesto aprovechar al máximo el tiempo entre sesión y sesión, una vez vaya recuperándome de los efectos, no sólo para que éste pase antes sino también para seguir sintiéndome activa y sobre todo VIVA. Voy a aprovechar que tengo mucho tiempo libre (algo de lo que no disfruto mucho cuando trabajo) para leer, visitar lugares, estar con amigos... Creo que lo más importante que nos enseña esta experiencia es que CADA DÍA, HORA, MINUTO, SEGUNDO.. ES ORO!! Por cierto, me ha gustado mucho tu último post. Gracias por contagiarnos esa fuerza y optimismo!! Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado!!el jueves tengo ya la radioterapia y deseando salir ya de esto!un besazo a todas!!

    ResponderEliminar
  12. Como siempre, es un placer leerte.

    Es espeluznante ver la edad de todas vosotras, pero demostráis día a día lo fuerte y valientes que sois.

    Os admiro muchísimo!

    ResponderEliminar
  13. Hola, me gustaría compartir una información muy útil concerniente el cáncer.
    Llevo un tiempo dedicándome al Yoga y a la Meditación y he descubierto que se está llevando a cabo en Madrid una nueva terapia contra el cáncer basada en técnica milenarias. En Estados Unidos está teniendo mucho éxito.
    Os dejo el enlace:

    Mindfulnes y oncología

    http://www.centronagual.es/popup_grupo_informativo.php?id=2820

    Con mucho cariño

    ResponderEliminar